Duelo: tras la pérdida de un ser querido

La mayoría de personas admitimos fácilmente que todos hemos de morir algún día, sin embargo, nos mostramos reacios a considerar nuestra propia muerte o el de alguien cercano como algo inminente.

Conocemos el proceso de duelo como el proceso de adaptación emocional que sigue a la pérdida de un ser querido, de una relación, un trabajo, etc. Esta respuesta emocional es acompañada de síntomas físicos, cognitivos y conductuales, que si se alargan en el tiempo puede producir lo que se conoce por duelo no resuelto o duelo patológico.

La pérdida de un ser querido puede ser el factor más estresante en la vida de una persona. Durante este proceso pasamos por distintas fases en un periodo determinado de tiempo en el que, en ocasiones, los síntomas son demasiado intensos. Lo que diferencia un proceso de duelo patológico a uno normal es la intensidad de los síntomas y la duración de éstos.

Para superar este proceso, se pueden adoptar estrategias de afrontamiento sanas, que junto con el paso del tiempo será fundamental para recuperar el interés por la vida, y se capaz de recordar al fallecido sin miedo.

SOL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>