¿Piensas que te manipulan tus hijos?

No es fácil gestionar las tácticas que utilizan los adolescentes para manipular a sus padres cuando necesitan algo. La presión y manipulación no son comportamientos inusuales ni enfermizos, forman parte de la vida familiar normal. Los hijos lo hacen y los padres también. Dar la lata, intimidar, lanzar amenazas, hacerse el mártir o incluso hacer sentir bien a los padres, son algunas de las tácticas que utilizan para conseguir lo que desean.

Si un adolescente recurre con frecuencia a una táctica concreta, es que probablemente los padres no la gestionan bien. Las personas acostumbramos a repetir el comportamiento que nos funciona. Lo mejor es averiguar si estamos reforzando un comportamiento manipulador cediendo y dando al hijo lo que quiere o si nos irrita tanto que estamos permitiendo disfrutar a nuestro hijo de una exquisita y satisfactoria venganza. A medida que aprendamos a no ceder, pasarán a utilizar otra táctica. Las rabietas pueden empeorar durante un tiempo si de repente decidimos hacerles caso omiso. Recordemos ante cualquier petición que hay que mantener la calma o incluso pedirle unos minutos para pensar qué responderles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>